El Puerto de Santa Fe, se sitúa en el corazón de la Hidrovía Paraná – Paraguay (km. 584 del Río Paraná), siendo, aguas arriba, el último Puerto de ultramar apto para operaciones con buques oceánicos. Su ubicación estratégica lo convierte en el eslabón adecuado para unir los nodos de transportes (terrestre-fluvial-oceánico), permitiendo el desarrollo de operaciones de cabotaje nacional e internacional y marítimas internacionales, para cargas unitizadas, containerizadas, graneles, general, etc., desde y hacia su Hinterland integrado por las Regiones Centro, NOA y NEA de la República Argentina. Asimismo su posición privilegiada lo perfila geográficamente como el centro obligado de transferencias de cargas desde y hacia los países situados en la Hidrovía. Conectado con la Hidrovía Paraná – Paraguay a través de un Canal de Acceso artificial de 7km de longitud con un ancho de 60m en los tramos rectos y 80m en la curva, con una profundidad mínima de 25 pies.